¿De qué sirve saber, si no se comparte lo que se sabe?

.                                                                               Todos Los Articulos


“El conocimiento es el único bien que crece cuanto más se comparte”

Hay un mundo detrás de esta ventana, que muchas personas no conocen, un mundo lleno de conocimientos, sabidurías y experiencias que están fuera de  lo que se denomina ciencia oficial, en esta página quiero ofrecer casi todo lo que hay detrás  de esas puertas, con explicaciones sencillas y links a páginas y sitios relacionados con estos temas, lo que ayer no era ciencia hoy lo es y lo que no lo es hoy, mañana lo será.

cosmic-door

La información y documentación que se presenta en esta página, está obtenida de sitios y lugares que existen en internet, así como alguna pequeña información fruto de mi experiencia.

El ser humano común y corriente se rige por decisiones de las masas y se acopla a necesidades y reglas estructuradas que eligen la mayoría. Pero como dijo nuestro amigo Thomas Hobbes

“Si las grandes verdades hubieran tenido que esperar el voto favorable de la mayoría, nuca se hubieran conocido”

Abramos los ojos a una realidad que tiene muchas riquezas

“Llegará una época en la que una investigación diligente y prolongada sacará a la luz cosas que hoy están ocultas. La vida de una sola persona, aunque estuviera toda ella dedicada al cielo, sería insuficiente para investigar una materia tan vasta.

Por lo tanto este conocimiento sólo se podrá desarrollar a lo largo de sucesivas edades. Llegará una época en la que nuestros descendientes se asombrarán de que ignoramos cosas que para ellos son tan claras.

Copia-de-shutterstock_135053870

Muchos son los descubrimientos reservados para las épocas futuras, cuando se haya borrado el recuerdo de nosotros. Nuestro universo sería una cosa muy limitada si no ofreciera a cada época algo que investigar…La naturaleza no revela sus misterios de una vez para siempre”

Sabio no es aquel que tiene su mente atiborrada de información. La verdadera sabiduría consiste en poder ser felices en el mundo tal como es, sin pretender acomodarlo como a nosotros nos gustaría que fuera. Tu paz interior y tu felicidad dependen de aceptar que no puedes elegir lo que crees que debería ser, pero que sí puedes escoger como quieres ver lo que ya tienes.


                                            Ultimo articulo publicado

Ensueño

Hay un momento de tiempo entre que nos dormimos o nos levantamos que aun no estamos conscientes o no estamos dormidos, esa franja se denomina ensueño (Entre sueño), podemos tener la capacidad de utilizar este momento para tener sueños ordinarios y transformarlos en una conciencia controlada mediante una forma especializada de atención.

Un descubrimiento monumental que los brujos antiguos hicieron, fue el darse cuenta de que el punto de encaje se desplaza muy fácilmente durante el sueño. Esta observación les llevó a idear técnicas para forzar el desplazamiento del punto de encaje a voluntad para el control de los sueños. De esta manera, y quizá sin siquiera saberlo, crearon el arte del ensueño.

Podríamos definir que el ensueño es el arte de imaginar conplacer una cosa improbable pero que se persigue o se anhela a voluntad, en el espacio que hay entre estar despierto y estar dormido,también se puede definir como soñar despierto.

A lo largo de la historia, muchas ideas e inventos famosos han surgido de los ensueños.

Hay un posible patrón clasificatorio de las diferentes etapas para llegar a ensoñar:

-Vigilia en reposo:

Es el estado preliminar, en el cual los sentidos se aletargan y, sin embargo, uno se halla consciente. Se percibe en este estado un flujo de luz rojiza, una luz exactamente igual a la que aparece cuándo encara uno el sol con los párpados fuertemente cerrados.

 

-Vigilia dinámica:

En éste, la luz rojiza se disipa así como se desvanece la niebla, y uno se queda viendo una escena, una especie de cuadro, que es estático. Se ve una imagen tridimensional, un tanto congelada: puede ser un pasaje, una calle, una casa, una persona, un rostro, o cualquier otra cosa.

-Atestiguación pasiva:

En él, el ensoñador ya no presencia más un aspecto congelado del mundo, sino que es un testigo ocular de un evento tal como ocurre. Es como si la preponderancia de los sentidos visual y auditivo hiciera a este estado del ensoñar una cuestión principalmente de los ojos y los oídos.

-Iniciativa dinámica:

En el cuarto estado uno es llevado a actuar, forzado a llevar a cabo acciones, a dar pasos, a aprovechar al máximo el tiempo.

Hay muy pocas diferencias entre el ensoñar mientras estamos despiertos y ensoñar cuando estamos dormimos.

Ambas suceden por el desplazamiento de nuestra percepción ordinaria a una percepción extra-ordinaria, en este proceso se pone al descubierto el lado más luminoso y energético de nosotros mismos –Nuestro cuerpo energético, nuestra esencia.

Cuando estamos en un estado de percibir desde nuestra esencia, la mirada del mundo cambia y la puerta para acceder a otros mundos se abre.

Pasos para ensoñar:


Para ensoñar el aprendiz deberá concentrarse en la punta de su esternón o el chakra del plexo solar ya que desde esos puntos emerge la atención que se necesita para ensoñar. Aunque cada soñador es singular e independiente, hay ciertas similitudes comunes a todos.

Hay siete estadios en el ensueño.

El primero es ser consciente de que nos estamos quedando dormidos. Cuando se logra esto, permaneceremos conscientes durante el estado del sueño. Una vez que empecemos a despertarnos en nuestros sueños, tomaremos más energía, seremos más fuertes al día siguiente.

Una manera para ser conscientes de que se están quedando dormidos es: antes de irse a dormir díganse: “soy un ensoñador“. Es un asunto de declarar nuestro intento; no se preocupen de si son ensoñadores o no, la mente no conoce la diferencia.

En el primer escalón examinamos todas las cosas, cualquier elemento en nuestros sueños. Empezamos siendo conscientes de que nos estamos quedando dormidos; pero éste no es el objetivo de la técnica, esto es para distraer la mente.

La técnica verdadera es ser conscientes de los elementos de nuestros sueños comunes. Una manera de hacer esto es: probar a centrar la atención en un asunto particular del sueño, por ejemplo en nuestras manos, o en un objetivo determinado, un viaje, una cita, una reunión de amigos, etc. en algo realmente interesante que nos cause felicidad y atracción, si nos hemos quedado dormidos y despertamos, nos quedamos en la misma posición en la que originalmente nos hemos quedado dormidos, y luego visualizamos movernos a otros sueños. Cuando entramos en un sueño dentro de otro sueño, entramos en un estado que es inconcebible y que golpea nuestra mente, empieza en nosotros una expansión de conciencia.

Esas técnicas se denominan el arte del ensueño, y es la actividad voluntaria y consciente de controlar los sueños para pasar a un estado de conciencia diferente donde es posible realizar auténticos viajes hacia otros planos de la conciencia, mundos y universos.

Según el libro de Carlos Castañeda “el arte de ensoñar” dice: Don Juan me dijo que para poder ver en ensueños, no sólo tenía yo que intentar ver, sino también expresar mi intento en voz alta. Insistió en lo de la voz alta por razones que se rehusó a explicar. Sin embargo admitió que había otras maneras de obtener el mismo resultado, pero aseveró que expresar en voz alta el intento de uno es la forma más simple y directa.

El ensueño únicamente puede ser experimentado. Ensoñar no es tener sueños, ni tampoco es soñar despierto, ni desear, ni imaginarse nada. A través del ensueño podemos percibir otros mundos, los cuales podemos ciertamente describir, pero no podemos describir lo que nos hace percibirlos. Sin embargo podemos sentir cómo el ensueño abre esos otros reinos. Ensoñar parece ser una sensación, un proceso en nuestros cuerpos, una conciencia de ser en nuestras mentes.


Como final a este articulo quisiera decir que yo he tenido la oportunidad de realizar la ensoñación y os aseguro que es una experiencia inolvidable, el poder manejar a voluntad el sueño es como vivir otra realidad, os invito a practicar y vivir la experiencia.

Leer el libro “El arte de ensoñar” de Carlos Castañeda. También el libro “El arte de la ensoñación consciente” de Robert Moss

 

Accesos  Directos a Paginas relacionadas con estos Temas:

 

https://apuntestoltecas.jimdofree.com/ensue%C3%B1o/

http://portanatura.blogspot.com/2013/05/el-arte-de-ensonar.html