La fuerza vital

Hay un empuje dentro de nosotros que nos hace vivir y es capaz de generar el desarrollo y la evolución de los órganos internos de nuestro cuerpo y realizar cosas maravillosas sin pensar, una fuerza descomunal que proviene de nuestro interior capaz de vencer muchos obstáculos y poder seguir adelante en la vida ante cualquier inconveniente, eso es la fuerza vital que todos posemos.

La energía es vida, una batería física, mental, emocional y espiritual. “Una mente ocupada es la que más energía acapara”. Nuestra energía creativa y sexual es nuestra pasión en la vida. Hemos de conectarnos a la fuente a través de la respiración, de la meditación y de un cambio de actitud.

Sencillamente la fuerza vital es como una energía que crea vida. Si asumimos que crear vida es una de las características del ser humano, nos podemos considerar fuerzas vitales

La energía vital está en todo ser vivo sin que pueda ser vista ni tocada. Es algo intangible e invisible que vitaliza a las personas, plantas y animales.  Es una fuerza inmaterial específica que marca una diferencia entre lo vivo y lo inanimado.

Respirar es la forma más rápida de reducir el estrés y cambiar de manera natural la forma de pensar, sentir y actuar. Es la llave maestra para desbloquear el potencial de todo tu sistema”. Hemos de profundizar en la conexión respiración-emoción, porque “la respiración nunca miente”.

Recomiendo leer el libro “El poder de tu fuerza vital” de Rajshree Patel, nacida en Uganda, criada en la India y que actualmente reside en Nueva York, en el libro encontraran todo lo que hay que saber sobre esta fuerza energética.

Según Rajshree Patel, nuestros padres, maestros y la sociedad, a sabiendas o quizá sin saberlo, nos alimentaron con un montón de basura del que no podéis imaginar. Esta es la gran mentira: debemos esforzarnos, trabajar duro y pensar mucho con el fin de hacer o tener algo grande en nuestras vidas.

Para ser verdaderamente feliz, estar conectado, ser dinámico y prosperar tiene muy poco que ver con pensar mucho o trabajar duro. Mira a tu alrededor, ¡mira en verdad! La mayoría de las personas que logran un verdadero éxito en la vida, no se matan trabajando como esclavos día y noche, ni pierden el tiempo diseñando estrategias para llegar a la cima.

Lo que han creado y cómo viven no es solo, y ni siquiera principalmente, producto del trabajo duro. Es algo más, algo mucho más grande que el esfuerzo a nivel físico o mental, podríamos describirlo como magia, audacia o simplemente lo llamaremos energía. Eso no es algo que venga de fuera, sino que es algo con lo que nosotros nacemos. De niños todos tuvimos esa presencia interior, poder y vitalidad. No necesitas alcanzarla, solo debes reclamarla y buscarla en tu interior, allí está, solo búscala y la encontraras.

La «fuerza vital» o «energía vital» es la energía fundamental dentro y alrededor de nosotros que nos da vida y sostiene nuestra existencia. Cuando nos conectamos con esa fuente, recibimos más energía —más vida— en todo lo que tocamos. 

Resiliencia, término que viene de la física y describe la capacidad de un metal para, después de haber recibido un choque o una presión continua, recobrar su estado original. En psicología se refiere a la capacidad de las personas o grupos para sobreponerse al dolor emocional y salir adelante, y que nos ayuda a comprender cómo pueden algunas personas sobrevivir en situaciones extremas y lograr un equilibrio interior y una vida con sentido. 

Es difícil comprender esa fuerza que no podemos ver, tocar, oír u oler y que, sin embargo, sabemos que existe. Como la electricidad, por ejemplo, se enchufa el aparato y no se puede ver, tocar oler u oír nada de lo que sucede, pero el secador eléctrico responde cuando se aprieta el botón del encendido. 

La fuerza vital es eléctrica por naturaleza, independientemente de dónde parezca estar localizada. En nuestros propios cuerpos, el ki, chi o prana, la fuerza vital fluye en diminutas cargas a lo largo de nuestros nervios y de una célula a otra. 

El Ki proviene de los Cielos y de la Tierra, y es la fuerza que anima a toda Entidad; todos los humanos nacen provistos de Ki Celeste y Terrestre, y además poseen un Ki Originario, la fuerza vital infundida en cada uno de nosotros a través de la concepción. Mientras que el organismo recibe exteriormente el Ki Celestial y el Telúrico, el Ki Originario nace Interiormente y se almacena en el espacio comprendido entre el ombligo y el chakra abdominal, frente a los riñones en el centro del cuerpo. Es la región llamada Hará por los japoneses. 

¿Quién no ha visto crecer raíces de las patatas que tiene almacenadas en casa? Estas no han sido plantadas de nuevo ni cultivadas, sin embargo, sin encontrarse en las condiciones más favorables, siguen luchando por su supervivencia, por su ciclo vital, por su desarrollo… Esto es el la fuerza vital o impulso vital, un concepto del filósofo francés Henri Bergson en su obra La evolución creadora. 

La fuerza vital es la que permite a todos los organismos vivos adaptarse a las situaciones que la vida les pone en su camino, es el impulso que ha originado la evolución de los seres vivos y que ha forzado su desarrollo y evolución. Una fuerza que tendría mucho que ver con nuestra percepción del tiempo, en concreto, con la forma de percibir el presente según Henri Bergson.

Rogers sostenía que la motivación humana más importante es la propia realización.

La fuerza vital es la que nos permite mantener los nuevos hábitos a lo largo del tiempo, esta tendencia innata a desarrollar todas las potencialidades se da para asegurar la conservación y el enriquecimiento de cada ser en la tierra.

Pensaríamos que lo que más nos agota es practicar ejercicio o las largas jornadas de trabajo, sin embargo, nunca tenemos presente algo tan importante y que acaba con nuestra energía vital, nuestros pensamientos. 

Nuestra mente requiere de mucha glucosa y energía para procesar toda la información que consumimos, y cada día estamos más sometidos a un exceso de ésta. 

Calmar nuestra mente, aquietar nuestros pensamientos y bajar un cambio en cuanto a lo mental se refiere, es la píldora mágica para no solo conservar nuestra fuerza vital, sino para elevarla. Para ello debemos entrenar nuestra mente y una de las mejores formas es mediante la meditación. 

La mente también se entrena, por lo que no podemos exigir querer gestionar y controlar nuestras emociones y pensamientos si no entrenamos para ello. La magia no existe, pero los resultados de implementar la meditación en tu día a día si son mágicos.

Cuando hay un desorden interno, provocado por sentimientos de baja vibración, nuestra energía vital disminuye, se estanca, no fluye libremente y nos aleja de la luz, provocando en consecuencia que transitemos en oscuros senderos. Y esto, nos lleva a sentirnos sin fuerzas suficientes para disfrutar con plenitud la vida que vinimos a vivir, la perfecta experiencia humana del alma encarnada.

Hasta aquí, todo perfecto, pero ¿Qué tendrían que hacer para mantener el flujo energético aquellos que ni siquiera saben de su existencia? Es decir, la mayoría de los humanos que estamos pendientes de llegar a fin de mes, de vivir alguna juerga que otra, del partido de fútbol, del niño que llora, del cumpleaños de no sé quién… ¿Cómo conectar con una energía vital que pasa casi desapercibida por un alto índice de la población mundial, mientras la tierra nos avisa de su “vejez” con achaques como el calentamiento global que podrían tener efectos devastadores para la humanidad?

 Porque, si sientes que te falta esa chispa que debe generar en ti impulso y motivación, es el momento de ver que está faltando para modificar o desechar todo eso que no te deja avanzar.

Afortunadamente existen muchas formas de mantener un óptimo flujo de energía dentro de nosotros, porque cada individuo es responsable de crear su propia energía vital. El secreto está en cultivar esa energía de manera adecuada, enfocándonos en mantener una salud física, mental, emocional y espiritual. 

Por tanto, para mantener el flujo energético y la salud, los expertos en terapias naturales recomiendan, tomar conciencia de la misma y elegir la práctica que más convenga a cada persona. Con los ejercicios energéticos que propone la práctica de Ch´i Kung y el Reiki podemos deshacer los bloqueos y mantener las rutas energéticas abiertas a la circulación fluida del “Ki”, revitalizando nuestras glándulas y órganos internos. 

Robar la energia Vital

Existen personas que te pueden robar la energía sin que apenas te des cuenta, descubre cuáles son los síntomas, estos son los vampiros emocionales. Son aquellas personas que al pasar tiempo con ellas notas que te empeora el humor, que te encuentras cansado y sin ganas de hacer nada. Se llaman así porque parece que te estén “absorbiendo” la energía. Todos conocemos al menos a uno o dos vampiros energéticos, sin embargo, a veces nos cuesta reconocerlos porque la mayoría son personas totalmente normales que ejercen su influencia sin ser realmente conscientes, sin maldad aparente. 

Se portan así simplemente porque es su forma de ser, no para hacernos daño deliberadamente. Sin embargo, aunque así sea, no podemos permitirnos el lujo de mantener esa relación porque nos estará afectando a nuestra salud, tanto física como mental. 

Síntomas de que otras personas te están robando la energía

  • A menudo te sientes de mal humor
  • Te sientes cansado o agobiado
  • Notas impotencia
  • Tu autoestima está por los suelos
  • Te sientes manipulado o engañado

 Que debes de tener en cuenta para que no te roban la energía según el (Dalai Lama)

-Aléjate de las personas tóxicas

-No debas dinero

-Cumple tus promesas

-Aprender a delegar

-Descansa y actúa

-Sé organizado

-Cuídate

-Mira los problemas, de frente

-Acepta lo que no puedes cambiar

-Perdona

Es complicado entrar en explicaciones detalladas de por qué el mundo es como es y las personas que habitan en él no saben convivir en armonía.  Pero el cambio debe darse – primero – en cada uno de nosotros, por voluntad propia y sin importar lo que suceda a nuestro alrededor.

 

Accesos  Directos a Paginas relacionadas con este tema:

https://evolucionconsciente.org/la-autentica-fuerza-vital/

https://lamenteesmaravillosa.com/elan-vital-la-fuerza-que-nos-empuja-a-realizarnos/ 

http://elregio.com/Noticia/c313874b-11ef-4b3b-8ee6-9a1cd53d0981 

https://www.bekiasalud.com/articulos/sintomas-de-que-otras-personas-te-roban-energia/ 

https://as.com/deporteyvida/2017/12/26/portada/1514323618_588538.html

<—-