Yo soy

Se ha dicho que las dos palabras más poderosas en todo el Universo son: Yo soy. Cualquier cosa que pones después de estas dos palabras tienen un poder grandioso en definirte y hacer realidad lo que pones después de ellas.

El poder de Yo soy, siempre está activo en tu vida. Lo que nosotros definamos después del Yo soy, es lo que definimos y reclamamos para nosotros mismos. Así como tu te describes, es lo que creas para ti. Este es el verdadero poder de estas palabras, cualquier cosa que tu definas después del Yo soy, el cómo te veas a ti mismo y lo que creas de ti y del mundo que te rodea, es lo que le dices al Universo que aceptas y reclamas para ti mismo. Y el Universo te da exactamente eso que tú declaras para ti mismo. 

La frase “Yo Soy el que soy, “Yo soy quien soy” según las reglas de la gramática hebrea, significa “yo soy aquel que estaba, que está y que estará”, es decir “yo soy aquel que está siempre presente”, “yo estoy”.

De ahora en adelante, desarrolla una consciencia de la forma en la que piensas, la forma en la que te defines, y las palabras que dices después del Yo soy o Yo tengo. Nuestras palabras y pensamientos se vuelven en sentimientos y estos se vuelven comportamientos y creencias. Si tiendes a decirte algo muchas veces, lo creerás, aun cuando pienses que es sin importancia. 

Cuando afirmas  YO SOY se moviliza la Sustancia Única de la cual es Creador formó el cielo y la tierra, obrando sobre esta Luz y haciendo a la Naturaleza sumisa a las modificaciones de la Inteligencia.

Ejemplos de yo soy:

Yo soy el que soy

Yo soy una persona saludable 

Yo Soy una mujer hermosa o Soy un hombre muy guapo 

Yo Soy una persona llena de luz

Yo Soy amor

Yo Soy abundante

Yo soy exitoso 

Yo soy una persona llena de alegria 

Yo soy una persona llena de paz

Yo soy compasivo y amoroso

Yo soy paciente 

Yo soy una persona segura de si misma 

Yo soy persona con una autoestima saludable 

Yo soy excelente vendedor

Yo soy bueno en mi profesión 

Yo soy persona que se puede comunicar abierta y efectivamente

Yo soy la fuente inagotable de la salud y del bienestar.

Yo soy la providencia que guía a todo ser.

Yo soy la llama del perdón que consume todo error.

Repite estas afirmaciones diariamente y ver tu vida comenzar a cambiar en una forma maravillosa. 

Nunca te olvides esto, YO SOY es LA VIDA, LA LUZ, LA SUSTANCIA, LA INTELIGENCIA Y LA ACTIVIDAD, “en el que vivimos, nos movemos y tenemos el ser”, de una manera inconsciente. Cada vez que dices “YO SOY” la Sustancia única de la cual el Creador formó el cielo y la tierra, se pone en movimiento.

Decir YO SOY es obrar sobre esta Luz, y por su medio, sobre toda la naturaleza sumisa a las modificaciones de la Inteligencia.

Cuando afirmas YO SOY se moviliza la Sustancia Única de la cual es Creador formó el cielo y la tierra, obrando sobre esta Luz y haciendo a la Naturaleza sumisa a las modificaciones de la Inteligencia.

Para la realización perfecta, es necesario cumplir con ciertas condiciones:  

  1. Tener un cuerpo sano;
  2. Tener una aspiración pura; y 
  3. Tener una consciencia perfecta.

Hay que meditar en silencio y luego llamar a “YO SOY LA PRESENCIA DEL CREADOR EN ACCIÓN” y todo deseo constructivo se realiza como por magia.

Las afirmaciones positivas son muy poderosas. Tu mente subconsciente no piensa en términos del pasado, presente o futuro. No hay tiempo para tu mente subconsciente. Cuando afirmas que quieres algo, lo que estás manteniendo en tu mente es la sensación de necesitar y de querer ese algo. No obtienes lo que realmente deseas, sino el sentimiento.

Para obtener lo que realmente deseas, tus afirmaciones deben de encontrarse en tiempo presente. Evita utilizar palabras como “necesito”, “quiero”, o emociones. Más bien afirma que tienes lo que deseas. 

Solo el amor divino a los demás puede obrar este prodigio y ejercitar al discípulo para convertirlo en Maestro y Salvador del mundo.

Debemos saber que al decir “YO SOY” estamos invocando la Acción del Creador en nosotros y en nuestra vida, y de esta manera abrimos la puerta a la Poderosa Inteligencia para expresar en el mundo externo.

Aquél que usa este fuego, por medio del decreto afirmativo consciente, forma alrededor de su mente, cuerpo, hogar, mundo y todos los asuntos, un aura de intensa luz y recibirá las bendiciones que trascienden sus más caros anhelos y acariciados sueños.

Sólo el Creador sana, salva y nos libra de las ansias y perturbaciones. Debemos reflexionar respecto al protagonismo que tiene el Señor en nuestras vidas como el verdadero Salvador. Si estamos depositando nuestra confianza en el “Yo Soy” o en el “Yo”. Él nos pide entregar nuestras aflicciones, dejar en sus manos nuestros problemas, aprender a abandonarnos en su voluntad y por sobretodo, que ocupe el centro de nuestras vidas.

Todo ser humano puede entrar al Reino de “YO SOY” y pedir que su voluntad sea hecha, así en el cielo más elevado del ser como en la tierra más densa del cuerpo físico.

Además, si realmente quieres hacer un cambio en tu vida, entonces reemplaza todas las frases que utilizas con necesito, y reemplázalas por “Yo soy”. Cuando dices: “Yo soy felicidad”, la vida te provee todo aquello que te lleva a serlo.  

Ten presente siempre en tu vida la frase “Yo soy el que soy”   “I am who I am” y el cielo vendrá a ti.

 

 

Accesos  Directos a Paginas relacionadas con estos Temas:

https://angie-ramos.com/afirmaciones-positivas/poder-afirmaciones-yo-soy/

https://www.prosperidaduniversal.org/prosperidad/yo-soy

«YO SOY EL QUE SOY» metafísica

<—-